¿Cómo influye el suelo en los vinos?

El tipo de suelo en el que esta plantada la cepa es un factor a tener en cuenta en el resultado final de los vinos

Compartir ->

Puede parecer inocuo, pero no lo es en absoluto. El tipo de suelo en el que se planta la vid es un factor relevante que afecta tanto a la uva como, por ende, al vino que se elabora con ella.

Uno de los principales factores que influyen es la capacidad del tipo de tierra de absorber y conservar el agua y la humedad, que posteriormente pasará a la vid.

Podemos diferenciar diferentes tipos de suelo:

  • Suelos de arcilla: Este tipo de suelos absorbe y retiene bien el agua y los nutrientes. Con una maduración por lo general más lenta, de ellos suelen obtenerse vinos elegantes, con no muy alta graduación alcohólica y con color y cuerpo.
  • Suelos arenosos: La maduración en este tipo de suelos es más rápida, pues retienen menos cantidad de agua. Los vinos obtenidos son suaves, poco tánicos.
  • Suelos de pizarra: Son suelos por lo general pobres, pero que acumulan calor, lo que influye en el grado alcohólico de los vinos, favoreciéndolo. Aportan a los vinos, que resultan complejos y maduros, notas minerales.
  • Suelos graníticos: Los suelos graníticos permiten una maderación lenta de los vinos y aportan al resultado final sensaciones minerales.
  • Suelos calizos: Los suelos calizos son secos y presentan una gran cantidad de sales calcáreas. Aunque de ellos se pueden obtener vinos de muy buena calidad y baja acidez, es importante cuidar los niveles de caliza para que sean equilibrados.
  • Suelos volcánicos: Los suelos volcánicos retienen muy bien el sol y son capaces de filtrar el agua. Aportan a los vinos un distintivo toque ahumado y aromas minerales.

 

Las cepas de Dehesa del Carrizal se encuentran en una ‘raña’, es decir, sobre las laderas y llanos al pie de las montañas que han sufrido la erosión del agua y las lluvias. Esto implica una acumulación de arcillas y cantos cuarcíticos. Son suelos que permiten una maduración lenta de la uva, lo que aporta más complejidad a la uva. Las erosiones, unidas al microclima y a la humedad, albergan un interesante punto de acidez.

Contacto

Finca Dehesa del Carrizal
Retuerta del Bullaque
13194 - Ciudad Real
España [Ver mapa]

Tel: 925 421 773    Fax: 925 421 761
email: info@dehesadelcarrizal.com

Newsletter

Introduce tu email para recibir información periódica.