Vinos de pago: qué son y cómo diferenciarlos

A día de hoy existe una normativa por la cual no se permite que el nombre de un vino contenga la palabra ‘pago’ si no se trata de un vino de pago como tal. Estos vinos comparten una serie de características que los hace únicos, entre los que la variedad de los mismos, juega un papel fundamental.

Compartir ->

Tal y como se recoge en la Ley 24/2003 de la Viña y del Vino, “se entiende por "pago" el paraje o sitio rural con características edáficas y de microclima propias que lo diferencian y distinguen de otros de su entorno, conocido con un nombre vinculado de forma tradicional y notoria al cultivo de los viñedos de los que se obtienen vinos con rasgos y cualidades singulares y cuya extensión máxima será limitada reglamentariamente por la Administración competente, de acuerdo con las características propias de cada comunidad autónoma y no podrá ser igual ni superior a la de ninguno de los términos municipales en cuyo territorio o territorios, si fueren más de uno, se ubique.”

Asimismo, siguiendo con el Boletín Oficial del Estado, para que un vino sea de pago tiene que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Toda la uva que se destine al vino de pago deberá proceder de viñedos ubicados en el pago determinado y el vino deberá elaborarse, almacenarse y, en su caso, criarse de forma separada de otros vinos.
  • En la elaboración de los vinos de pagos se implantará un sistema de calidad integral, que se aplicará desde la producción de la uva hasta la puesta en el mercado de los vinos.
  • Cada vino de pago deberá contar con un órgano de gestión. No obstante, la legislación de las comunidades autónomas podrá exonerar de dicha obligación a aquellos vinos de pago cuyo número de operadores sea inferior a la cifra que se determine.
  • Los vinos de pago serán elaborados y embotellados por las personas físicas o jurídicas que, por sí mismas o por sus socios, ostenten la titularidad de los viñedos ubicados en el pago o con carácter excepcional y en los supuestos que la Administración competente lo autorice reglamentariamente, en bodegas situadas en la proximidad del pago que, en todo caso, deberán estar situadas en alguno de los términos municipales por los cuales se extienda el vino de pago o en los colindantes.

 

Una forma básica de reconocer si un vino es de pago o no, es fijándonos en la etiqueta del mismo, ya que ahí deberá poner ‘Vino de Pago’. Aunque esta forma de saber si estamos ante un vino de pago es muy efectiva, quizás se debería de saber que solo unos pocos vinos en España cuentan con ese honor. Un total de 17 viñedos son los que pueden denominarse ‘Vinos de Pago’.

Dehesa del Carrizal es uno de ellos, y estamos tremendamente orgullosos de cada uno de nuestros vinos. Si quieres conocer un poco más acerca de nuestra bodega, ¡no dudes en consultarnos!

 

Contacto

Finca Dehesa del Carrizal
Retuerta del Bullaque
13194 - Ciudad Real
España [Ver mapa]

Tel: 925 421 773    Fax: 925 421 761
email: info@dehesadelcarrizal.com

Newsletter

Introduce tu email para recibir información periódica.

Copyright © 2019 Finca Dehesa del Carrizal