“Sin un respeto por la tierra no conseguiríamos vinos como los nuestros”

Miguel Ángel Benito, enólogo de Dehesa del Carrizal

Compartir ->


Miguel Ángel Benito, enólogo de Dehesa del Carrizal desde 1998, es una de las personas que mejor conoce nuestro terruño y las posibilidades que ofrece a la hora de elaborar vinos singulares. Disfruta de las cosas sencillas como pasear por el monte o degustar un buen potaje de bacalao pero, sobre todo, disfruta con su trabajo.

¿Cuándo comenzó a tener relación con el mundo de la viña?

Pues ya desde pequeño, porque mi familia tenía viñas y desde siempre estuve ligado a ese mundo.

¿Qué recuerda de aquellos años?

Me acuerdo de ir con mi padre al campo... echarle una mano en lo que podía... puede decirse que fui creciendo en ese mundo.

Finalmente decide dedicarse profesionalmente al sector del vino. ¿Qué le llama más la atención de su trabajo?

Creo que lo más interesante es el reto que supone que cada año sea diferente. Me refiero a las condiciones, a que todo lo que influye en hacer un buen vino varía de año en año... eso implica que cada temporada es un nuevo reto. Lo que el año pasado te sirvió para lograr un vino, este año podría no servirte, por lo que tienes que estar constantemente alerta. No es un trabajo que te permita acomodarte, sino todo lo contrario. Cada año es diferente.

¿Y no es poco frustrante empezar de cero cada año?

Bueno, no es que se empiece de cero. Hay cosas que no cambian de temporada en temporada... pero los agentes externos sí cambian cada año y para mí eso es lo bonito de mi trabajo. No frustra, qué va... al contrario. Cada año hay diferentes vendimias y el reto es lograr siempre vinos de la máxima calidad.

¿Y eso fácil de conseguir?

No, no... es muy complicado. Por eso cuando mantienes una línea de calidad a lo largo del tiempo, y se reconoce, te reconforta. Eso es muy satisfactorio. Y no tiene que ser un gran premio, puede ser simplemente el comentario de una persona que te dice “qué bueno está este vino”.

Pero ganar el Gran Bacchus de Oro satisface más, ¿no?

A ver... algo así reconforta mucho porque es un premio muy importante, claro, y a nivel mediático se mueve más. Pero que alguien te diga, “oye, este vino es de diez”... eso también es un premio, ¿eh?

¿Qué hay que hacer para conseguir un Gran Bacchus de Oro? ¿Hay algún secreto?

Pues no creo que haya ningún secreto... un premio así sólo se alcanza con un gran vino y, quizás, un poco de suerte... al jurado le tiene que gustar, tienen que apostar por un tipo de características que tiene tu vino... pero el secreto es hacer un gran vino.

¿Y cómo se hace un gran vino?

Con un buen trabajo en el campo y en la bodega. Personalmente, no creo que se haga un gran vino trabajando muy bien la bodega y sin prestar tanta atención al campo o viceversa. Creo que el secreto es estar muy pendiente en ambos lugares. En Dehesa del Carrizal, por ejemplo, nos esmeramos mucho en el campo porque consideramos que obtener una uva de calidad es fundamental. Luego hay que trabajar mucho en bodega, por supuesto, pero sin una uva excepcional sería imposible conseguir un vino excepcional. ¿Claves? Pues elegir el momento de maduración exacto y acertar con los tiempos de maceración.

El lema de Dehesa del Carrizal es “en armonía con la tierra”. ¿Por qué?

Porque es así. Aquí respetamos mucho la tierra y además creemos que es la manera de hacer un buen vino: cuidar mucho la tierra para obtener una materia prima excelente y tratar esa materia con cuidado, sin machacar la uva. Sin un respeto por la tierra no conseguiríamos vinos como los nuestros.

¿Cómo son los vinos de Dehesa del Carrizal?

¡Pues muy buenos! (ríe)... buenos y propios. Son vinos que incorporan aquellos elementos que son singulares a nuestra finca y que creo que transmiten unas sensaciones propias. Nuestra idea ha sido siempre crear un vino peculiar, propio, que cuando alguien lo pruebe diga “es un Dehesa del Carrizal”.

¿Se puede hablar de los Dehesa de Carrizal como vinos de autor?

No, no. En nuestros vinos el protagonista es el terroir. Un vino de autor es aquel donde tiene más importancia la persona que lo elabora que el terroir y en Dehesa del Carrizal no es así. Nosotros no damos un toque personal, y con personal me refiero al toque de una persona. Nosotros preferimos que el toque se lo aporte nuestro suelo. A veces se confunden los términos y creo que es importante diferenciarlo, porque un vino como el nuestro, un vino donde el protagonismo lo tiene el terroir, marca cosas diferentes a las que marca un vino de autor.

Como enólogo, ¿tiene que estar pendiente de las modas, de lo que se consume actualmente o de la tendencia que puede marcarse en el medio plazo?

Nosotros no vamos a eso, a la moda que se pueda imponer en unos años. Es cierto que otro tipo de bodegas sí lo tienen en cuenta, porque tienen producciones muy grandes y tiene que cubrir una demanda importante. En ese tipo de bodegas sí que piensan en lo que se va a consumir a medio plazo, pero nosotros no estamos atentos a si dentro de cuatro años se consumirá una u otra uva. Nuestra idea es hacer vinos Dehesa del Carrizal, con su toque propio.

Cuéntenos un secreto... de todos los vinos de Dehesa de Carrizal, ¿cuál es su favorito? ¿El Petit Verdot, que ha ganado el Gran Bacchus de Oro?

(Sonríe) Pues... Cabernet Sauvignon, la verdad.

¿Por qué?

Bueno, fue la primera cosecha que hice en Dehesa del Carrizal y le tengo un cariño especial. Es la más complicada de elaborar... pero siempre me da muchas satisfacciones.

¿Cuándo pide un vino en un restaurante, lo disfruta o siempre está con el chip de enólogo y lo analiza profesionalmente?

Lo disfruto, lo disfruto... el vino es para disfrutarlo. Y aunque vaya con el chip, también lo disfruto, ¿eh?

¿Cuál es su plato favorito?

¡Uy! Qué difícil elegir... pues no sé... depende un poco de la época del año. Me gustan mucho los platos de cuchara, un potaje de bacalao, un marmitako... pero depende del día, de la época...

¿Para acompañar un buen potaje?

Un Cabernet Sauvignon Dehesa del Carrizal (sonríe).

La última: ¿ganar el Gran Bacchus de Oro es una satisfacción o una presión?

(Ríe) Bueno, son las dos cosas... por un lado es un orgullo, y por otro sabes que el año que viene tienes que estar a la altura. De todas formas, ese tipo de presión es de las que gustan. 

Contacto

Finca Dehesa del Carrizal
Retuerta del Bullaque
13194 - Ciudad Real
España [Ver mapa]

Tel: 925 421 773    Fax: 925 421 761
email: info@dehesadelcarrizal.com

Newsletter

Introduce tu email para recibir información periódica.

Como apoyo al proceso de Internacionalización, Dehesa del Carrizal ha desarrollado un Plan Individual de Promoción Exterior con objetivos de tener su marca registrada a nivel internacional y conseguir nuevos mercados en los países siguientes: Puerto Rico, Colombia y Perú.
Para llevar a cabo esta actuación, ha contado con el apoyo financiero de la Junta de Comunidades de Castilla-La-Mancha, a través del IPEX, así como con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa operativo 2014-2020.
Copyright © 2019 Finca Dehesa del Carrizal