La finca en abril: la brotación

En unas semanas se procederá a eliminar manualmente aquellas yemas que puedan perjudicar la calidad final del fruto

Compartir ->


Durante los fríos meses de invierno la vid ha permanecido aletargada y en reposo. Al comienzo de la primavera, con el aumento de las temperaturas, comienza a despertar. La savia, sustancia líquida que recorre el interior de la planta, se activa de nuevo y se reinicia el proceso de alimentación de las células de la vid. El aire y el suelo aportan mayor calor, aumenta el tiempo de exposición a la luz solar, y las yemas de la planta comienzan a hincharse y a desarrollar los primeros brotes. Es el principio de un nuevo ciclo anual.

El inicio de la brotación varía dependiendo de las condiciones climáticas. Influye cuán duro haya sido el invierno y muy especialmente el factor de la temperatura. Un invierno suave provocará una brotación temprana y, cuanto más complicado haya sido el clima invernal, más tarde se desarrollarán los brotes.

En Dehesa del Carrizal el pasado invierno no fue muy frío, aunque sí ha sido largo. Hasta prácticamente finales de marzo las temperaturas, especialmentelas nocturnas, han sido relativamente bajas. Este es un factor habitual en nuestro particular clima. De hecho, en los últimos veinte años las fechas de brotación han sido muy similares, y 2014 no será una excepción. Además del clima, el segundo factor que más directamente influye en el desarrollo de las yemas es la variedad. La primera en activarse en nuestra finca es el chardonnay. Después lo hacen el merlot y petit verdot, y un poco más tarde comienza la brotación de las variedades tempranillo y syrah. La última uva en comenzar el proceso es la cabernet sauvignon. Entre la primera y la última variedad, pueden pasar hasta dos semanas.

Desde finales de marzo se comenzó a preparar la brotación en la finca, eliminando las malas hierbas y aireando la tierra para reactivar el suelo, y favorecer el crecimiento de las nuevas raíces. En pocas semanas nuestras vides habrán desarrollado la totalidad de sus yemas y comenzará entonces un proceso importante para el desarrollo de la planta: eliminar manualmente los brotes y las yemas sobrantes. Aquellas que están mal ubicadas, sobre el tronco o en el brazo de la cepa, donde habitualmente no tendrán racimos y, sin embargo competirían con los demás brotes, son eliminadas. También se eliminan aquellos brotes que, por su situación, pueden crear amontonamientos de hojas y racimos, lo que perjudicaría la calidad final del fruto al tener unas condiciones de luz y ventilación menos favorables.

Como siempre, todos los trabajos que se realizan en estos meses tienen un único fin: crear las condiciones necesarias para obtener una uva de máxima calidad. Y es que sin una excelente uva, no se puede crear un excelente vino.

Contacto

Finca Dehesa del Carrizal
Retuerta del Bullaque
13194 - Ciudad Real
España [Ver mapa]

Tel: 925 421 773    Fax: 925 421 761
email: info@dehesadelcarrizal.com

Newsletter

Introduce tu email para recibir información periódica.

Como apoyo al proceso de Internacionalización, Dehesa del Carrizal ha desarrollado un Plan Individual de Promoción Exterior con objetivos de tener su marca registrada a nivel internacional y conseguir nuevos mercados en los países siguientes: Puerto Rico, Colombia y Perú.
Para llevar a cabo esta actuación, ha contado con el apoyo financiero de la Junta de Comunidades de Castilla-La-Mancha, a través del IPEX, así como con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa operativo 2014-2020.
dehesadelcarrizal
Copyright © 2023 Finca Dehesa del Carrizal